Los principios básicos de challas santiago

8 acercaba a lo potencialmente europeo para conquistar una diferenciación de lo criollo-popular. Un aspecto constante fue que los teatros siempre se caracterizaron por ser espacios de exhibición, tanto en aquellas presentaciones para la ingreso sociedad como en recintos más modestos, donde la fascinación por lo espectacular llevaba aparejada una oportunidad de otear a los demás, de mostrarse y de encontrarse. Esto marcaba indeleblemente a los espectáculos con una connotación imperdible en el calendario y en la vida de las ciudades. Ahí están las viejas costumbres propias de la plaza pública, donde los asistentes al Teatro Municipal de Santiago acudían a las funciones bajo un fiel comportamiento establecido para ser vistos y admirados 9. El exhibición podía resistir a ser más importante que la obra misma que se presentaba. La función del teatro como espacio primordial de apreciación artística se instala en Pimiento al llegar el siglo XX. Para esa fecha, luego existían teatros de gran capacidad, con aforos de más de mil personas en Valparaíso, Santiago, Concepción, Copiapó y Talca. Y la caudal del país llegaba especialmente preparada para el cambio de siglo, con unos cuarenta salones de espectáculos, baratos y cultos, habilitados en Santiago, una ciudad, por ese entonces, con cerca de habitantes 10. A la vez que se construyen teatros en los centros urbanos, estos se convierten en un requisito de civilidad y progreso, propio de las grandes ciudades modernas de Oeste. Es Vencedorí como las plazas de armas de diversas ciudades de Ají contemplan entre sus edificios principales, junto con el teatro, el edificio manifiesto y 9 Op. cit. Piña, pp Op. cit. González & Rolle, p el templo católico, un almacén, individuo o tal momento más restaurantes y posadas, y en algunos casos un mercado 11. La actividad de apreciación artística era aún hegemonizada por los teatros 12. Al no acaecer radio ni televisión, la mayoría de las expresiones musicales, teatrales y de la danza se daban en este espacio. Es más, en el teatro nace el embrión de lo que se puede Precisar como industria cultural, poco que sucede en la medida que exista un notorio masivo que se convierta en consumidor, más que productor 13.

82 leguas de alucinación submarino, con James Mason y Kirk Douglas; La Maldición de Frankestein, con Yolanda Varela y Ernesto Alonso; Cíclope y su reparto de estrellas reunidas en torno a James Dean, Elizabeth Taylor y Rock Hudson; Anita Ekberg en Regreso de la Cielo ; Marilyn Monroe y Sir Lawrence Olivier en El Príncipe y la Corista ; o John Wayne en Más Corazón que Odio, hacían del Teatro Serrano la esencia de la diversión, una proposición que provocaba ciertamente emociones en la concurrencia y que por su bajo precio servía todavía de escondite, rincón de los enamorados y dormitorio, dentro de variados usos poco ortodoxos. En este contexto, Manuel Margen en su rol de encargado de la Colección, y recordando cómo Cuadro la vida en esos tiempos, debía cumplir muchas veces el papel del malo de la película: A la Sala llegaban gallos curados y se ponían a pelear con la Parentela, a veces tiraban escupos y eso no Cuadro permitido. Eso Cuadro común, a nosotros los pelusones nos tenían mala porque decían que éramos porteros malos que no los dejábamos entrar. Una vez me tiraron un manzanazo de la Salón de arriba alrededor de debajo, se hizo tirita la manzana, si la Colección Cuadro entrada. Yo los sacaba con Carabineros para afuera en la medio de la película. Si había boche subía con la linterna y con el paco al ala. Los pacos de antiguamente eran malos, no como los de ahora. Había uno que Bancal el paco Marín, no tenía ausencia que ver con monos. Estaba el agarradera Beltrán asimismo, puta que Bancal malo. Le pegaban las mansas pataditas a los huevones, les sacaba hasta la raíz y se los llevaban por el medio de la plaza hasta la comisaría. Andaba harto curado ayer, igual que ahora, pero antaño era mejor la vida para el melipillano, ayer había un puro gallo que le hacía al cogoteo.

, en un equipo donde Óleo Barrientos, Toya Pinto, Arturo Moya Grau y otros trece integrantes prestaban sus voces y capacidades actorales para topar vida al día a día en la pensión de don Celedonio. El éxito de este nuevo formato de historias fue un batacazo. No era necesario conocer adivinar, llegaba a miles de personas y las historias captaban la total atención de una audiencia que a la hora de tentempié aguzaba el aurícula para conocer las novedades de un nuevo episodio. Los temas eran los mismos de folletines y novelas por entrega que se vendían por la época y estaban relacionados con dramas protagonizados por mujeres engañadas, madres sufrientes, hijos robados o perdidos, locura, ceguera, trampas, mundos donde se encontraban ricos y pobres, donde se enfrentaban buenos y malos. Asimismo eran leitmotiv de los radioteatros el apego, la conquista, el humor, las anécdotas de la vida diaria, en narraciones muy similares a las que luego popularizarían las telenovelas. Como Cuadro de esperar, el radioteatro creció y a Hogar, dulce hogar! se le sumaron otras como El Derecho de Manar, Residencial La Pichanga, Radiotanda ; y las más terroríficas El Doctor Mortis y La Tercera Oreja. El éxito inmediato llevó a que estas series se convirtieran prácticamente en cadenas nacionales y los actores y actrices se presentaran en persona en teatros de Santiago y de provincias. Pero no lo harían en cualquier fecha. En sus giras por el país pondrían en decorado el último capítulo de la temporada, convirtiendo esos espectáculos en sucesos de un impacto muy superior al del teatro tradicional. Y Campeóní sucedió en Melipilla. Arturo (coord.), La Radiodifusión en Iberoamérica. Desarrollo, diagnóstico y prospectiva, Zamora, España, Comunicación Social Ediciones y Publicaciones, 2007, pp

122 unidad de ellos melipillano. Si el país tenía a Martín Vargas, la ciudad de los cuatro diablos contaba con Benedicto Villablanca, el crédito Específico que puso a la ciudad como la cuna del primer campeón mundial nacido en Pimiento 272. Más allá de triunfos y fracasos pasajeros, Ají era un país donde las calles estaban tristes 273 y la pantalla lucía alegre con su estímulo de lentejuelas, teleseries y telediario benevolentes con el régimen. Melipilla vivía en una burbuja de tristeza e indiferencia en lo notorio. Aún bajo el estrato del secreto y evitando una excesiva notoriedad, el trabajo cultural iniciado clandestinamente en los setentas, prosiguió en esta plazo en distintos puntos de la ciudad, pero le Cuadro inútil evidenciarse tan abiertamente. Eduardo Mallea sí lo podía hacer. Con un nombre ganadería a la hora de promover la venida de obras teatrales, mantuvo su gobierno, sólo que con último intensidad y alejándose del Palace. En 1980 la Banda Filarmónica ocupó con sus 55 músicos el Palace y la obra Mimos, Mimitos y Mimotes llenó el Circunscrito, gracias a la itinerancia que desarrollaba la Intendencia de la Región Metropolitana, con el auspicio de la empresa privada, bajo el nombre Teatro en su Comuna. Este plan montó en el Recinto 272 Villablanca fue el primer campeón del mundo chileno. Destacado pugilista a nivel Doméstico, obtuvo el título chileno en abril de 1978, y el latinoamericano en Un año luego, el 5 de junio de 1982, conquistó el título de campeón tenue junior del mundo frente al portorriqueño Samuel Serrano por knock out técnico en el undécimo round. Lamentablemente el cinturón de monarca de la Asociación Mundial de Pugilato le fue quitado 25 díFigura luego por el Comité de Campeonatos Mundiales de la AMB, aduciendo cuestiones de procedimiento. Este comité tenía su sede en Puerto Rico y el presidente Cuadro de esa nación. Villablanca siguió en el boxeo, peleando el título de la Asociación Mundial de Pugilismo al mítico Roger Mayweather, pero perdió en el primer round. Tras su retiro, pasó a formar parte de la Policía de Investigaciones de Pimiento, con asiento en Melipilla. 273 Contardo, O. & García, M., La era ochentera, Santiago de Ají, Ediciones B, 2005, p. 15. Alberto González la obra de Moliere El Avaro, con la compañía El Galpón de los Leones encabezada por la actriz Alicia Quiroga. Todo montaje de mayor envergadura se haría en el Techado como se le conocía a dicho polideportivo y los más pequeños en el Palace, como Mi primera Navidad, que en diciembre de 1980 ejecutó la compañía de mimos de Enrique Noisvander.

Una parte de ellos producía dos o tres películas al año. Sandro de Argentina y Raphael de España, llenaban el Palace de jovencitas atraídas por sus aventuras cinéfilas. Fresia Soto, Ginette Acevedo, Palmenia Pizarro, Naslo Nicolich, Los Ángeles Negros, Los Capa Blanca, Luis Dimas, Empíreo Benavides, constituían parte de la farándula del espectáculo chileno, apareciendo, desde luego, en la revista Ritmo. Y que algún cantante de los que lucían sus portadas fuera a Melipilla, dejaba de ser poco poco global. Esto había comenzado a mediados de los sesentas gracias a una partida musical ideada por Oscar Arriagada, un talentoso muchacho que con su guitarra había pasado de ser el líder del Asociación Los Dixons y creador de varios hits radiales como El twist del boceto, a productor de los espectáculos más importantes para los músicos chilenos en todo el país. Primero lo hizo con Los Cinco Grandes del Disco y, luego, con el Súper Show 007. Yo había empezado a ir con el 007 a Melipilla desde En la primera viaje de ese año fuimos con Luis Dimas, María Teresa, María Valdés, Gilberto Guzmán y Ángel Fontana en la animación. Cuadro un elenco pequeño ese con el que fuimos al Teatro Serrano, pero fue la primera oportunidad. En ese tiempo yo manejaba, por lo menos, a un 80% del animación artístico, y hacíamos ocho giras al año por todo el país. En un show llevaba a cuatro o cinco figuras grandes y a un elenco de 50 personas, no tenía competencia. No la podía tener, porque tenía a Palmenia Pizarro, al Pollo Fuentes, a Los Galos, Lucho Barrios,

44 teatral de la comuna, alcanzaría a la ciudad un privilegiado heredero con los abriles. En su despedida, el Colón hizo un gran avance para el futuro: estableció las funciones en vermouth. Eso sí, poco explotaría el éxito de esta idea tardía que, de acontecer venido ayer, quizás hubiera marcado otro destino para su existencia. Quien la explotaría sería el Teatro Esmeralda, en la época dorada del gran pantalla mudo y los inicios del cinema hablado. Las estrellas mudas del Teatro Esmeralda Con el antecedente del Colón, la pregunta por si podía tener éxito un teatro en Melipilla la respondió la clan Werchez, quienes no sólo pensaron que sí era posible, sino que tuvieron la osadía de instalarse en Serrano 354, entre las calles Vargas y Ugalde, a pocos metros de la Plaza de Armas. La puesta les resultaría exitosa, porque desde la transigencia de sus puertas a fines de 1925 cosecharon más éxito que su predecesor en colchoneta a una nutrida cartelera fílmica, ocasionales presentaciones teatrales, fiestas comunales y el entre aqui arriendo del espacio para cuanto beneficio se realizara en algunas de las variadas evacuación que presentaba la comunidad. Y el emplazamiento céntrico de calle Serrano Bancal inmejorable. Era una vía donde se mezclaban viviendas residenciales, casas sin falleba perimetral, negocios, almacenes, cuadras de tierra y otras empedradas, bares, espacios para circo y el aristocrático Lawn Tennis Club, entre las calles San Miguel y Barrales. Era 1925, el año de la aprobación de la nueva Constitución de la República que separaba la Iglesia del Estado, y de la mayor producción de películas chilenas en su historia, con 16 largometrajes 129 que incluían El Húsar de la Asesinato, la primera gran cinta nacional.

105 actividades municipales menores. Las de mayor envergadura se realizaban en el Palace. Y como la dictadura había entendido que a través de lo cultural y estético debían instalar un nuevo ideario de lo chileno, los escenarios serían lugares privilegiados para la puesta en escena de la nueva cultura nacional que buscaban consolidar. La Agrupación Marcial comprendió que la reconstrucción de un nuevo Chile pasaba fundamentalmente por lo simbólico y, en consecuencia, por lo estético-cultural, idea que accionó mediante la destrucción del legado demócrata republicano, especialmente de izquierda, y la campaña de restauración 231. La primera tenía como propósito desmantelar el tesina socio-político-cultural de la Dispositivo Popular 232 abarcando la desaparición física en que el caso más paradigmático es el Homicidio de Víctor Jara, persecuciones, creación de listas negras, imposición de militares en las rectoríCampeón de las universidades, despidos de académicos y funcionarios de oficinas públicas, calcinación de libros 233, borrado de murales, retiro de estatuas, falleba y control de medios de comunicación, editoriales y sellos discográficos, cambio de nombre de calles, poblaciones, etcétera. Hasta la fisonomía personal debía ser cuidada. Se evitaba combinar el rojo y sable en la vestimenta, usar barbas y el pelo grande. De lo contrario, los mismos militares podían cortarlo en lugares públicos y no de 231 Errázuriz, Luis Hernán, Dictadura militar en Ají, circunstancias del asalto estético cultural en Latin American Research Review, vol. 44, núm. 2, Op. cit. Errázuriz, p Contiguo con la quema deliberada en instituciones y en allanamientos a casas particulares, operó el miedo y la autocensura y muchos se apresuraron en hundir o derrochar sus libros, discos, afiches y otros archivos que pudieran ser considerados subversivos.

56 agrupaciones folklóricas convocatoria Concentración Folklórica Sudamericana, donde destacaba la Selecta Embajada de Arte Nativo Peruano con el poema indígena El Cóndor y conjuntos de Argentina y Chile. Pero Bancal ordinario que las presentaciones de músicos o declamadores fueran acompañadas de un filme, cubo que no constituían espectáculos lo suficientemente atractivos si no habían películas de por medio. Sin embargo, había poco de lo que Riderelli no estaba al tanto, con todos sus abriles de experiencia. Bancal su conocimiento de las lógicas internas de Melipilla, por lo que fue ineludible un choque con aquella que marcaría su partida. La razón estribó en el cobro excesivo para un beneficio de la Escuela Superior de NiñFigura N 11, que el empresario entendió desde la perspectiva de un negocio, no de una institución de caridad. La comunidad se molestó. Esto tiene caracteres de un escándalo, nos decía indignado un caballero, nosotros hemos tomado entradas para un beneficio para alumnas necesitadas de dicha escuela y no para la empresa del Teatro Serrano, escribía El Labrador, en noviembre de Riderelli nunca comprendió esta costumbre, y aunque siguió con una cartelera permanente y recibiendo compañíGanador de variedades, como la del Sección de Extensión del Tarea del Trabajo y la Compañía Típica Chilena Chilote Campos, dio varios pasos al costado. Tantos, que se regresó a Santiago cerrando la puerta por fuera. Con un teatro nuevo, sin concesionario y tras la asesinato de Manuel de la Presa, su viuda se encontró con un negocio que desconocía y varias disyuntivas que se síntesis en una: qué hacer con el teatro. La respuesta fue doble. La primera, entregar la concesión por tres años al empresario Carlos Guillón 153 por un valencia de pesos mensuales y, la segunda, una influencia que sería controversial décadas posteriormente: venderlo al municipio.

El 6 de octubre apareció muerto en el río Rapel. Al respecto, contrástense las siguientes fuentes: Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación, Mensaje de la Comisión Doméstico de Verdad y Reconciliación, Tomo I, bulto I, 1996; y el Sitio de Núñez, María Galantería Núñez, quien ejercía como su secretaria, también permaneció detenida y fue sometida a torturas durante tres meses a manos de los máximos verdugos de Tejas Verdes, entre ellos su jerarca, Manuel Contreras 229. La radio se apagó un poco, no transmitía, porque su dueño estaba igualmente en Tejas Verdes por algunos díTriunfador, hasta que fue libre. Campeóní como él, la señal radial y el gran pantalla demoraron poco en retornar a su actividad. El clan Massoud apoyaba a su hermano José, que no se encontraba muy admisiblemente. Estrellaían hacerlo. Una ocasión al mes los hermanos se juntaban para ver qué problemas tenían y cómo podían solucionarlos. Pero acullá de irse cuesta debajo, el Palace mantuvo hasta inicios de los ochentas una inscripción concurrencia de divulgado a las funciones de gran pantalla y sus espectáculos, y logró una relación de muy buena amistad con las autoridades locales del período y las fuerzas vivas de la ciudad. Por otro flanco, el Serrano igualmente siguió vivo. Sottolichio no cerró sus salas de espectáculos en Santiago y menos lo iba a hacer en Melipilla. Me conozco las cien patas del micifuz y sé cómo nutrir un teatro. Para el año 73, por ejemplo, cuando se produjo el pronunciamiento marcial y había toque de queda a las seis de la tarde, yo igual hacía una función de matiné y tenía público 230 rememoraría primaveras más tarde el inventor del Picaresque chileno. No obstante, el Serrano perviviría solamente como un cinematógrafo con una buena cartelera y con algunas Web del Software de Derechos Humanos del Servicio del Interior, acondicionado en: (revisado en: diciembre de 2011). 229 Sitio Web del Widget de Derechos Humanos del Empleo del Interior, acondicionado en: (revisado en: diciembre de 2011). 230 Mouat, Francisco, Chilenos de raza, Santiago de Ají, Aguilar, 2004, p

Otras versiones aseguran que estos bailes son traídos de las tradiciones españolas (corpus cristi) en las celebraciones donde Arcángel San Miguel derrota al mal; por consiguiente se podría sostener que este coreografía no es totalmente originario de Bolivia, pero sí nacen allí las modificaciones necesarias para adivinar origen a las actuales Diabladas. De esta forma se constituye como individualidad de los grandes bailes del sector andino en general. En Pimiento esta danza religiosa llega a desde Oruro, aproximadamente en el año 1952, con ocasión de la fiesta de Nuestra señora del Carmen del La Tirana, vencimiento en que fue invitada la Diablada ferroviaria procedente de Oruro. Seguidamente, don Gregorio Ordenes crea en Iquique la Primera Diablada de los siervos de María o Diablada del Goyo. Con el tiempo se han extendido las diabladas por distintas regiones del país (desde Arica a la región Metropolitana) y contiguo a esto, la danza ha incorporado características locales y regionales.

También puede solicitar información en la Dirección de Obras de la comuna. Antes de realizar la mudanza, le recordamos que debe obtener un a excepción de conducto de mudanza, este documento debe ser otorgado por un Fedatario Notorio, si usted actualmente es arrendatario, el propietario del inmueble que está ocupando es quien debe efectuar dicha administración. Encima, es necesario que avise al Administrador del Edificio para coordinar fechas y horarios y que se tomen las precauciones del caso e indique los lugares donde circular con muebles y bultos. Todo con el fin de cuidar los ascensores y espacios comunes de su Edificio. A través de servicio al cliente, se coordinará la entrega de su área una tiempo aprobada las condiciones por parte del área de operaciones de la inmobiliaria. Los invitamos a observar este manual, seguir sus recomendaciones y enviarnos sus consultas y comentarios a o llamarnos al (2) Agradeciendo su confianza, le saluda atte. Agrupación INMOBILIARIO IMAGINA

Precauciones: No debe ejecutar perforaciones en pisos, cielos o muros, no obstante que podrían producir daños o roturas en la Nasa. No efectuar modificaciones de tabiques que contengan elementos correspondientes a la instalación de agua, sin consultar con el proyectista de la Inmobiliaria y/o Administración. Cualquier modificación deberá ser ejecutada por personal competente por la SISS, aunque que cualquier problema de filtración causará daños en el unidad afectado y en los demás que se encuentran debajo de éste. La empresa constructora se reserva el derecho a efectuar los cobros correspondientes por los gastos efectuados por reparaciones cuya causa se debe a cualquier intervención no autorizada, en el caso que sea requerida su presencia. La administración del edificio deberá apoyar un entendimiento de mantención con el instalador, o con cualquier empresa autorizada por éste. Este requisito es indispensable para la vigencia de las garantíVencedor de su unidad o de las áreas comunes. No forzar las llaves de paso, tanto en la transigencia o en el falleba de éstas, ya que se podrían estropear las gomas y producir goteras.

Flores, rotulado en ese tiempo como el actor chileno más célebre en la categoría de Demandante 176, aceptaría el Premio Doméstico de Arte un año a posteriori y vería nuevamente Melipilla en 1947 con las obras Las 3 perfectas casadas, de Alejandro Casona y Estos muchachos de 50 años, de Carlos Cariola. Dos funciones en un día, algo habitual en las obras que presentaban para públicos como el melipillano, que no llenaba dos veces el Serrano para ver la misma dormitorio. Es más, un día ayer de aquella nueva entrevista de Flores, la compañía de teatro de Gabriel Cruz había puesto en decorado, con Isabel Sandoval, la comedia Modas. Sumado a lo preliminar, el esfuerzo integrador de Pedro Aguirre Cerda para vincular a la ciudadanía con el arte, tuvo varias extensiones y una de ellas tocó a Melipilla. Se trataba de los teatros móviles. Creados en 1942 por iniciativa de la Dirección Doméstico de Teatro, reflotaron la vieja uso de montar obras en carpas, fundamentalmente de dramaturgos chilenos. Cosa ex- 175 Al respecto: Valjalo, David, Se levanta el telón en Letras Chilena, creación y crítica, Vol. 10, núms. 2 y 3, 1987, pp Junto a asociar que Flores se había convertido en el principal creador del reflote de un teatro chileno decaído por la mediocridad de sus obras, su pasmosa respuesta a los lenguajes del cinematógrafo, la crisis heredada de los abriles 30, y por una razonamiento de trabajo que dio prioridad a los simplismos escénicos. Fue una bisagra cronológica en el cambio de un remoto a un nuevo teatro, principalmente universitario en 1941 se fundó el Teatro Práctico de la Universidad de Pimiento y en 1943 el Teatro de Adiestramiento de la Universidad Católica, que dominaría la escena teatral Doméstico en las siguientes décadas. 176 Escudero, Alfonso, Apuntes sobre el Teatro en Pimiento, 2ª ed., Santiago de Chile, Editorial Salesiana, 1967, p

66 Tal Bancal la magnitud de la idolatría con Del Carril que la publicidad debía poner énfasis en un aspecto esencial: no se trataba de un engaño. Actuará en persona en el decorado del Teatro Serrano decía claramente el anuncio para el viernes 8 de agosto de 1947, sobre un cantante a quien durante los años treinta se le sindicó como el sucesor de Carlos Gardel y que para Melipilla parecía un delirio tenerlo en su centro cívico. A la encuentro del argentino le sucedió otra figura del cinema y la canción en el continente: Mapy Cortes. As, actriz y cantante, la portorriqueña recorrió el mundo gracias a sus filmaciones en México, Argentina, Cuba, y España, donde sería dirigida por Luis Buñuel. A su llegada a Melipilla traía en su historial 18 películas, una Banda, tres comediantes mexicanos que sucedían a su presentación y una fama que, con musicales como La Corte del Faraón (1943) y La Pícara Susana (1944), la ponían en lo más stop del espectáculo latino. Fuera de las estrellas a escala internacional, ésta sería una decenio en que compañíTriunfador de teatro procedentes de Santiago asistirían con regularidad, lo que obedecía a un interés estatal y a lógicas comerciales, oportuno a la fuerte competencia que enfrentaba el teatro con el cinema sonoro en Santiago. Como consecuencia, los elencos salieron de giras por ciudades y provincias, permitiendo a localidades pequeñCampeón descubrir el trabajo de artistas capitalinos y el golpe a una manifestación del arte con rasgos crecientes de consolidación Doméstico. En este sentido, la ciudad de Melipilla fue afortunada al recibir figuras como la de Alejandro Flores. Considerado el primer y mayor representante del teatro profesional en la historia de Ají 175, realizó asimismo una destacada carrera en Argentina y se abocó posteriormente a recorrer incansablemente el país con sus montajes. En 1945 se presentó junto a la actriz de origen castellano afincada en Argentina, Eloísa Cañizares, poniendo en escena la obra Celos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *